Tisanas rejuvenecedoras

Las tisanas que te proponemos son fáciles y rápidas de hacer, estas cuatro recetas le ayudarán a conservar un buen estado de salud y lo mantendrán en forma. Existen diversas formas de retrasar el envejecimiento. Aquí, cuatro opciones naturales para conseguirlo.

Ginseng y Regaliz

El ginseng tiene propiedades antioxidantes y estimula la regeneración celular; mientras que le regaliz ayuda a acelerar la despigmentación de la piel.

Preparación: Corte una raíz de ginseng y varias raíces de regaliz en trocitos. Colóquelas en un litro de agua, en una cazuela de barro y hiérvalas. Consuma en las dos horas siguientes.

Cola de caballo

La cola de caballo contiene silicio, sustancia que ayuda a fijar el calcio. Por ello, es ideal para prevenir y tratar cualquier problema óseo o articulatorio.

Preparación: Coloque 2 cucharadas colmadas en un litro de agua. Cuele y deje enfriar la preparación. Beba 1 ó 2 tazas al día; no más.

Damiana

La Damiana es una planta del Amazonas que aumenta el deseo sexual. Por lo general, suele combinarse con cortezas de quina, un árbol que tiene una acción similar.

Preparación: Agregue 1 gramos de hojas secas de Damiana a una taza de agua hirviendo. Deje reposar 10 ó 15 minutos, cuele la infusión. Beba dos tazas al día.

Romero y miel

Tisanas rejuvenecedoras

El romero es una planta aromática del Mediterráneo. Gracias a su alto contenido en hierro, brinda gran agilidad mental, favorece la circulación el el cerebro y mejora la concentración. La miel, por su parte, tiene un alto contenido en litio y azúcares, lo que la transforma en un tónico cerebral que mejora la memoria.

Preparación: Coloque una cucharada sopera de romero en ½ vaso de agua y agregue una pizca de miel. Mantenga la cuchara sopera de romero sumergida en el agua durante una noche. Al día siguiente, cuele y añada un poco de miel nuevamente. Beba 1 taza diaria en ayunas.

Esta entrada fue publicada en Plantas Magicas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.